Hombre, Cultura y Educación

Hombre, Cultura y Educación


Autor

Tameme Trekking
Coyoacan, Distrito Federal
Tel: 55 54211539

Hombre, Cultura y Educación - escrito por Humberto Olvera

El hombre, la cultura y la educación

Escribir un ensayo sobre el hombre, la cultura y la educación me remite a preguntarme ¿porque hacerlo? Evidentemente dentro de la curricula de materias de la licenciatura en pedagogía el escribir un ensayo de este tipo persigue el objetivo de poner en práctica la habilidad cognitiva que supone ser capaz de analizar en el propio contexto social del alumno estos temas, supone también cumplir un objetivo de carácter congruente con la materia misma que lo solicita: filosofía; el estudio de la duda o la reflexión  de la duda misma como lo advierte Eduardo Nicol

“El que duda de esto o aquello, pero no reflexiona sobre la duda, es ignorante de sí mismo: es inconsciente de que la duda no depende de esto o aquello, sino que la lleva adentro, entrañada en su propio ser, y que ninguna decisión que tome logrará desarraigarla”

Así, preguntarse sobre el significado y relación que tienen entre sí estos tres conceptos se traduce en significar también lo que se espera del Lic. en pedagogía para su quehacer profesional, así como el trabajador de la carpintería necesita conocer que es y cómo se comporta su material de trabajo; la madera, los tornillos, los clavos, el martillo, el pegamento etc. para poder fabricar el objeto que sea funcional, durable y estético, asi como el carpintero necesita conocer la materia de su trabajo,  el pedagog@ también requerirá saber que es y cómo se relacionan el hombre , la cultura y la educación para hacer incidir dentro de este contexto su trabajo con el objeto de lograr la felicidad, la armonía y permanencia humana dentro del universo del que somos parte, ya J.A. Comenio en el siglo XVII proponía en su pampedia desde un punto de vista teocrático;

“Donde dios no ha hecho diferencias no debe el hombre establecerlas”

De este pensamiento  se puede abstraer la idea de responsabilidad del hombre por conservar y preservar el bienestar del  hombre mismo y por todas las cosas que lo rodean,  idea que bien se puede traducir en un principio que dirija nuestra praxis pedagógica. Pero esta idea también nos lleva a reconocer que para la praxis pedagógica el conocimiento del  concepto de hombre adquiere una primordial importancia pues que llevo entonces  J.A. Comenio a escribir sus ideas sobre la necesidad de instrumentar una educación liberadora, ¿qué fue lo que vivió Comenio que hiso que su pensamiento a lo largo de gran parte de su vida versara en la necesidad de diseñar un sistema pedagógico (“la panpedia”) con una marcada iniciativa para educar al hombre con actitudes de paz y armonia?  Hasta aquí esa madre filosófica de la duda eterna, me lleva a considerar que las respuestas a estas preguntas están implícitas en las mismas preguntas, ¿Cómo? Si, pues simplemente el introducir términos que denotan conceptos como educación, hombre, paz y armonía, nos remitimos a que el hombre no vive solo, nos hace ver que Comenio observo durante su vida actitudes humanas contrarias a la paz y la armonía, ¿de dónde observo esas actitudes contrarias?  No hay más que de su medio social, es decir la vida en comunidad con otros hombres, pero este es solo un caso particular que ejemplifico con Comenio, a los largo de la historia del hombre podemos encontrar casos similares de pensamiento donde el tema del hombre, su vida en comunidad y su educación están presentes, Desde años antes de la era cristiana en menor medida por los Sofistas como Protagoras, Gorgias, y en mucho mayor alcance con Filósofos como Sócrates, Platón, Aristóteles, también tenían presente esta eterna duda sobre lo que significan los tres conceptos que motivan estos párrafos, Para Sócrates por ejemplo. El Hombre era concebido como un ser superior a todo el orden natural, con una función específica e importante que realizar, con un alma indisociable de su cuerpo y cuya función significa la rectoría de sus actos. Para Sócrates la sociedad era la única forma en que el hombre podía sobrevivir en el mundo,  el postulaba que sin el apoyo materno el niño recién nacido no podría sobrevivir, por ello consideraba a la familia como la raíz misma de la sociedad. Para Sócrates la educación era concebida como un medio para alcanzar el bien humano a través del conocimiento de sí mismo y la naturaleza de las cosas que lo rodean y Platon va mas allá en la definición de la educación pues concibe a esta como un medio por el cual los miembros de una sociedad deben comprender los beneficios de la vida en comunidad, Platón sostenía que la ignorancia y la confusión con respecto al bien común era la peor enfermedad que podía afectar a la sociedad. Es de llamar la atención un Párrafo escrito por Platón en “La Republica” “Cuando fracasan la razón y la educación, la función dirigente será asumida por burócratas irracionales, por oligarcas, por una masa sin ningún plan, que solo pensará en sus deseos del momento y, finalmente, por un déspota que subordinara todo a sus obsesiones fijas.” No necesitamos ir muy lejos ni remitirnos a ciertas épocas de la historia para poder encontrar y entrever el significado que adquieren estas palabras en el contexto social actual y prueba de ello es el mismísimo sistema social mexicano.

De lo anterior podemos observar que a lo largo de historia han existido diversos pensamientos con diversas orientaciones, científicas, teológicas, filosóficas etc. acerca de cómo nos concebimos a nosotros mismos como seres, como sociedades y como nos podemos o nos estamos transformando a través de la educación. En cuanto a lo que se ha considerado el ser del hombre, hasta ahora es sumamente difícil tener una definición acertada, pues seguimos teniendo las mismas dudas sobre nuestro origen, si tenemos alma, si existe otra vida después de la muerte, si…solo podemos saber que la duda es un elemento común y eterno en la especie humana, esa duda es la que nos permite atisbar  que poseemos la ignorancia de las cosas, y es también la razón por la que buscamos la seguridad que nos da el buscar conocer esas cosas a través de la educación, y esa educación difícilmente puede ser autogestora, pues desde que nacemos estamos condicionados a vivir en sociedad, bajo las normas que la sociedad en particular nos dicta de manera consciente e inconscientemente, sobrevivir al nacimiento implica ya un acto social, pues es necesario que la madre, el padre o ambos provean al bebe de alimento y actitudes afectivas, solo así el nuevo ser humano podrá sobrevivir y ser educado para adecuarse a la naturaleza de su existencia en el planeta, desde que el nuevo ser se introduce al medio social en el que nació, este ser es formado bajo las costumbres imperantes de su sociedad particular de esta manera el código lingüístico fonético, la forma de vestir, los tipos de alimento, las costumbres de etiqueta social, la forma de sentarse, las creencias y actitudes religiosas, el tipo y grado de actividad física, las relaciones sexuales, las formas de producción a través del trabajo, las formas de cooperación etc van a ser parte inevitable de esa educación que el niño recibirá a lo largo de su existencia a todo ese cumulo de elementos provistos al nuevo ser a través de la educación  le llamamos cultura.

Relatividad cultural

No siempre se puede observar que la educación intrínseca a una cultura conscientemente persiga el bien o incluso el mal de la sociedad en que dicha cultura tiene su desarrollo y sustento, sin embargo el hombre tiene actitudes que distinguen únicamente prioridades de bien personal anteponiéndolas al del bien colectivo sea de forma consciente o inconsciente, el problema del  manejo de residuos de basura sólidos en la Cd. de México es ejemplo de una acción cultural inconsciente, tirar la envoltura de las golosinas en la vía pública significa bloquear los ductos fluviales que tendrán que estar limpios en temporada de lluvias en una ciudad como la de México, Evitar hacer ejercicio en la edad adulta significa un acto cultural consciente que significa un valor ganancia de tiempo en términos económicos o una manera de evitar la fatiga. En el caso de Comenio, evangélico de religión, el mismo experimentó en carne propia la intolerancia religiosa a través de la guerra armada de católicos que expulsaron a los protestantes de  Praga en el año 1620. Comenio entonces identifica esta situación como  producto de una cultura en la que los dirigentes religiosos ávidos de poder hacen de su estadio social imperante un caldo ideal para la preservación de sus intereses y es así que surge en Comenio la duda por la posibilidad de revertir estas situaciones a través de una sistematización de la educación postulando su teoría de una “luz universal, la Pampedia” Cabe citar en este punto a Abbagnano y A. Visalberghi que en un pequeño párrafo de Historia de la Pedagogía dicen lo siguiente:

“Dado que sin su “cultura” un grupo no se puede conservar ni los individuos que a él pertenecen pueden alcanzar una condición que pudiera calificarse de “humana”, no es de maravillar que todos los grupos humanos traten de reforzar en sus miembros la conciencia de la importancia, el valor y la indispensabilidad de las técnicas culturales, y el modo más sencillo para reforzar tal consciencia consiste en atribuir o reconocer a las precitadas técnicas un carácter sacro, por el cual la ignorancia, la violación o el menoscabo de ellas adquiere la calidad de acciones perversas o impías, o sea, tales como para incurrir en castigos humanos o divinos.”

La educación,

Como ya lo he comentado en otras palabras, la educación atenderá a solventar un estado de ignorancia con uno de conocimiento, pero este estado de conocimiento y certidumbre no se llevaría a cabo si no fuésemos capaces de asimilar y reproducir los actos que son propios al nuevo conocimiento, no podríamos aprender el lenguaje escrito si no tuviéramos la capacidad de representación, es decir, si no pudiéramos significar a través de letras y palabras escritas los significados de las palabras, esta posibilidad de aprender puede llevar al hombre a un desarrollo psicológico insospechado, para Juan Delval esta capacidad significa que:

 “En vez de actuar materialmente sobre la realidad puede hacerse también de forma simbólica, y por ello la utilización de significantes abre unas inmensas posibilidades al desarrollo psicológico del sujeto permitiéndole distanciarse cada vez mas de la situación presente y abrirse hacia mundos alejados en el espacio o en el tiempo, o incluso ficticios y que solo existen en la mente.”

Vemos que hablar sobre educación nos lleva invariablemente al conocimiento del hombre,  en términos de cualquier  ámbito, pero al hablar del hombre también tenemos que relacionarlo con su forma de vida que implica sociedad y cultura, estos conceptos son indisociables y se involucran unos con otros en todas sus características observadas, asi la educación está presente desde el momento que los adultos transmiten al niño todos los elementos culturales que son necesarios para hacer permanente la cultura en la que les toco vivir, de esta manera enseñar al niño los buenos modales en la mesa, saludar a su semejantes, pedir perdón ante una acción reprobable etc etc. constituyen elementos culturales que la sociedad requiere transmitir a los nuevos miembros para poder vivir en comunidad y preservar la cultura. A esta educación se le puede denominar como cultural, pero existe la educación institucional que es aquella que no se imparte en el núcleo familiar ni en las relaciones sociales adscritas a la vida d los individuos, La educación institucional será aquella que imparten las instituciones formativas creadas por las mismas sociedades, escuelas primarias, secundaria, universidades, academias especializadas, instituciones religiosas etc. Estas instituciones tienen el objeto de tecnificar la educación, preparar a los educandos para la asimilación de actividades especificas propias de algunas materias de estudio, de alguna tecnificación del conocimiento humano o de algún credo religioso. Aquí puedo ejemplificar al pueblo cubano que a diferencia del pueblo mexicano, las políticas de estado cubanas han introducido la cultura física y deportiva a través de las instituciones escolares y hoy en día los cubanos se caracterizan por constituir su ser de manera más integral, lo que recuerda el espíritu socrático expresado como la mente sana en cuerpo sano (mens sana in corpore sano), Recordemos que Sócrates en su práctica educativa buscaba dialogar con sus interlocutores dentro de los gimnasios áticos y predicaba el ascetismo físico, él mismo era parte de una cultura que predicaba la perfección física como condición de ser humano.

Una visión practica

Desde mi particular punto de vista como estudiante de pedagogía y entrenador deportivo especializado,  me ha tocado vivir la experiencia cultural, educativa y antropológica durante muchos años de trabajo, tiempo en el que en muchas ocasiones me ha asaltado la duda con respecto al conocimiento del hombre en cuanto a sus predisposiciones por aprender, en cuanto a que quiere aprender, en cuanto a que hace con lo que aprende. A través de mi esfuerzo educativo, en el plano de cultura física y deportiva imperante en la cultura en la que trabajo, es evidente que hay un desconocimiento objetivo del valor cultural que adquieren las actividades físicas, la sociedad no infiere una relación entre actividad física y deporte como valor significativo para la permanencia del grupo social, pero lo que es peor aún, las instituciones culturales y los educadores encargados de promover esta educación basan su praxis en los mismos términos culturales, no cabe duda de que es necesario hacer un análisis introspectivo acerca de lo que significa la relación de estos tres conceptos: Hombre, cultura y educación  para comprender que la educación deportiva tiene que adquirir otros caminos requeridos para penetrar las conciencias de nuestra sociedad.




Me gusta


Ordenar por 

No envíe: Comentarios no relacionados al tema; Lenguaje obsceno, explícito, o racista; Ataques personales, insultos o amenazas; Spam o anuncios. Su cuenta será borrada si viola estas reglas.


Nadie en 31/12/69
me la maman putos

Me gusta